FIRMA DE LIBROS

FIRMA DE LIBROS

DRAGONES

DRAGONES
Dragón en un vaso maya

martes, 26 de enero de 2016

Con mi amiga Rosa

Mi amiga Rosa Martínez de Codes, que es catedrática de Historia de América en la Universidad Complutense, me llamó hace unos días para pedirme que colaborara en un máster (horrible palabreja) donde pensaba que estuvieran algunos jubilados cuya vida actual, más o menos en la sombra y al margen de los vericuetos académicos, al menos universitarios, le parecía un tanto injustificada. Gran persona, Rosa, había pensado en los viejitos aburridos o abandonados por el sistema universitario vigente, aunque muchos de ellos se las han apañado para seguir dando sus charlas o escribiendo en revistas o publicando incluso sesudos librotes de sus especialidades. Fui a la Complu y hablé de lo que más me gusta, la religión de los mayas antiguos, a un auditorio heterogéneo -cosa frecuente hoy en las aulas de las facultades- parte del cual seguramente era la primera vez que oía mencionar el asunto. Lo pasé muy bien y se lo agradezco a Rosa. Una de las cosas más bonitas fue cuando uno de los oyentes, al terminar yo de hablar, apareció con los tres libros de la trilogía Bolnak, el maya y me pidió que se los firmara afirmando que le habían gustado, especialmente el segundo, el titulado El ocaso del rey serpiente. En fin, todo esto demuestra una vez más que las autoridades educativas hacen mal mandando a sus casas a profesores e investigadores que todavía pueden decir muchas cosas interesantes a los estudiantes, y que gozan, a Dios gracias, de una salud aceptable y una cabeza que funciona. Es un despilfarro y una estupidez, pues esas personas tienen a menudo la experiencia y el saber acumulado como para aportar mucho a las generaciones jóvenes, aunque hayan cumplido ya los setenta. Pero de despilfarros y estupideces está repleta, por lo general, la agenda de nuestros políticos.

2 comentarios:

María Luisa Revuelta dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en lo que dice. Esté país nunca a tratado bien el capital humano cultural que tiene. No tengo esperanza de que esto cambie...
Pero, me quería referir a la conferencia que ha impartido en la Fundación Juan March. La verdad, ha sido cortísima, casi no nos ha dado tiempo a iniciarnos en el apasionante mundo que describía. A ver si es posible que se pueda prolongar en un ciclo monográfico.

miguel rivera dorado dijo...

Cierto, fue una conferencia de una hora, y posiblemente yo terminé unos minutos antes de ese límite. Sugiero a los asistentes interesados en el mundo maya que soliciten otras conferencias sobre este tema allí, en la propia Fundación March, a la señora Lucía Franco. Estoy seguro que serán atendidos, pues la señora Franco ya me ha indicado lo conveniente que sería volver en el futuro sobre las civilizaciones precolombinas.